La verdad que todos tenemos que saber lo que a sentido una mujer que a soportado una cesárea

La cesárea es una operación quirúrgica que sirve para extraer al feto y la placenta abriendo el abdomen y el útero. Al principio la cesárea era una intervención que solo se practicaba cuando la madre moría y el feto seguía vivo en su interior.

Más tarde se comenzó a realizar en aquellos casos en los que el parto a través de la vagina era completamente imposible. Hoy en día es la operación quirúrgica obstétrica más frecuente en las sociedades desarrolladas, ya que se considera el procedimiento más seguro para resolver las complicaciones del parto vaginal y mantener el bienestar fetal.

Ser madre nunca es una tarea fácil, llegan con muchas responsabilidades, esfuerzos y muchas recompensas, queremos animar a esas grandes mujeres que han pasado por una cesárea a llevar con orgullo su, marca de felicidad, La cesárea tiene momentos difíciles de sobrellevar y sólo una madre puede entenderlo de un modo heroico y admirable.

Poder traer vida a este mundo, es una de las bendiciones más grandes que una mujer puede obtener, pero pocas personas son conscientes de la realidad detrás de ello.
No solo es una gran responsabilidad, también conlleva enfrentarse a un gran dolor al momento de traer un ser humano a este mundo. Un acto que merece mucha admiración. ¿Quieres saber de qué estoy hablando? Quédate hasta el final y entérate de todo.

Por mucho tiempo, se ha considerado al género masculino como el sexo más fuerte, pero ya veremos qué de cierto tiene eso.

Todos sabemos que parir duele, pero ¿qué hay de la cesárea? Esta no es tan sencilla como puede parecer a simple vista. No es solo acuéstate, te sedado, te abrimos y lito; y hoy te mostraré porqué.

Primero, la cesárea es una intervención quirúrgica y puede ser riesgos.

A veces, parecemos olvidar este detalle. Las mujeres que pasan por este tipo de intervención, son sin duda alguna unas guerreras puesto que, asumen los riesgos que se puedan presentar con valentía e impulsadas por el amor a su futuro hijo o hija
No solo eso, sino que en este proceso, no pueden estar presentes familiares, por lo que tienen que afrontarlo ellas solas. ¡Es increíble!

Segundo, no saben si todo está bien hasta que salen del quirófano.

Los posibles riesgos de este tipo de intervención no acaban cuando el bebé nace, pues deben esperar que la madre pierda los efectos de la anestesia para asegurarse de que todo está bien con ella. Lo sé, suena aterrador, ¿no?

Tercero, la recuperación post cesárea puede variar de mujer a mujer, pero todas las enfrentan con todo lo que tienen.

Para nadie es un secreto que cuando una mujer se convierte en madre, todo su mundo cambia. Obtiene muchísimas responsabilidades, hasta un punto que puede ser que se desgastan.

Y no solo eso, sino que se hacen cargo de todas esas responsabilidades mientras aun su herida está sanando y por ende, en algún punto pueden sentir dolor
Aun así, con dolor, con desgaste y todo lo que puedan sentir, se dedican a sus hijos con un amor y una dedicación que es de admirar.

Es momento que empecemos a apreciar la fuerza de las mujeres, no solo porque tienen el don de dar vida, sino porque son los seres con más fortaleza y constancia que existen

C0MPARTE CON TU AMIGOS: